A partir de 4 años

El mar lo vio

portada el mar lo vio

Texto e ilustraciones de Tom Percival

Editado por Andana Editorial

A partir de 4 años

 

“El osito de Sofía estaba viejo, un poco estropeado y era muy, muy querido. Había sido del abuelo de Sofía, luego de su madre y, desde el día del nacimiento de Sofía, el osito también la había acompañado. Más que un juguete, era un amigo.”

 

Sofía tiene un osito que había pertenecido a su abuelo y a su mamá. Este osito era su amigo, y la acompañaba a todas partes. Junto con su padre, fueron a pasar un día en la playa, siendo sorprendidos por una tremenda tormenta. Recogieron todo y se fueron rápidamente del lugar, sin darse cuenta que por el camino perdían al osito. Sofía, al llegar a casa, lo buscó por todas partes sin resultado. El osito se había quedado solo en la playa, y sólo el mar lo había visto. El mar decidió intentar devolvérselo a Sofía, que estaba muy triste después de su pérdida. La pequeña no lo podía olvidar y, a partir de ese momento, siempre lo llevaría en su recuerdo, muy cerca de su corazón. Mientras, el mar, obstinado en su objetivo, seguía transportando al osito de aquí para allá, año tras año, por todos los rincones del mundo, sin dar con el paradero de Sofía. Un día, mientras transitaba por un riachuelo, fue encontrado por una niña, que lo rescató y fue rápidamente a enseñárselo a su abuela. Después de muchos años, Sofía pudo volver a abrazar su oso.

contenido 1 el mar lo vio

Tom Percival es ilustrador de cuentos y, además, también es el escritor en alguno de ellos. Entre sus publicaciones, traducidas al castellano encontramos “La preocupación de Lucía” y “Totalmente Adrián”, ambos de Literatura SM

contenido 2 el mar lo vio

Estamos delante de un hermoso cuento, suave, dulce y delicado como el oso que lo protagoniza. Su lectura no te puede dejar indiferente.

La historia está construida a partir de las ilustraciones, inspiradas en más de 50 piezas de arte de la colección Rijksmuseum de Amsterdam. El autor, como nos informan en una lámina aparte dentro del cuento, después de conocer la combinación de imágenes como técnica para crear nuevas ilustraciones, tuvo claro que quería trabajar con esa técnica. El resultado, en este caso, es bellísimo.

contenido 3 el mar lo vio

Un relato cargado de sensibilidad que nos habla de un oso de peluche que ha pertenecido a tres generaciones distintas dentro de la misma familia, con la carga emocional que eso implica. Además, la madre está ausente, con lo que ese peluche está representando su figura para Lucía.

A través de Lucía y su oso podremos tratar los sentimientos de dolor y tristeza tras la pérdida de un objeto/ser tan amado, y la añoranza que supone no poder recuperarlo. Además veremos cómo se hace necesario recordarlo y llevarlo en nuestros pensamientos para poder superar el mal momento. Para ello, la protagonista cortará un pequeño retal de la bufanda del oso y lo pegará a una medalla que lleva colgada en su cuello. Así es como lo sentirá cerca en todo momento (a él y, en consecuencia, a su madre).

contenido 4 el mar lo vio

Por otro lado, el mar toma protagonismo y se personifica cuando decide que hará todo lo posible para devolver el oso a Lucía. Observaremos la perseverancia y la constancia, que en muchas ocasiones es estrictamente necesaria para poder alcanzar nuestro objetivo. El mar pasará años dedicando sus esfuerzos a localizar a la protagonista, hasta que, finalmente, y debido a una bonita casualidad, podrá estar de nuevo entre sus brazos.

El momento del reencuentro es especialmente emotivo. La ilustración que lo representa habla por sí sola. Los pelos de punta. Nada se pierde para siempre si lo llevas dentro de tu corazón.

contenido 5 el mar lo vio

Y, por último, algo que me encanta del cuento y que quiero comentar, es que la figura que acompaña a la niña en todo momento, por razones obvias, es su padre (así salimos de las tan presentes madres, que son las que acompañan a los niños en la mayoría cuentos).

contenido 6 el mar lo vio

Wow. Menudo libro, menuda historia y menudas ilustraciones. Un imprescindible con todas las letras. Desde que lo tuve en mis manos, después de la recomendación de una amiga, supe que lo quería en mi casa, así que aproveché Sant Jordi (día del libro) para regalárnoslo (a todos 😉 ).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s