A partir de 4 años

La Navidad de Ernesto y Celestina

Texto e ilustraciones de Gabrielle Vincent

Editado por Kalandraka

A partir de 4 años

.

“-Ernesto, ¿cuándo será navidad? -Dentro de seis días… -¡Me prometiste que podría dar una fiesta a todos mis amigos! -No tenemos dinero… ¡Vamos, ven! -Pero, Ernesto, no hace falta dinero para hacer una fiesta de Navidad… -¿Y los regalos, el árbol, los pasteles, los discos, las velas…? ¿Cómo compraremos todo eso, eh?”

.

La pequeña Celestina quiere celebrar la Navidad organizando una fiesta para todos sus amigos, pero Ernesto le recuerda que no tienen dinero… A pesar de las reticencias de Ernesto, Celestina está convencida de poder organizar una bonita fiesta navideña donde no faltará árbol, música, comida, regalos, adornos… Ernesto, que debe cumplir con su promesa, finalmente accede a ayudar a Celestina con los preparativos. Con lo poco que tienen, pero con todo el amor del mundo, preparan todos los detalles para la fiesta y para los invitados, consiguiendo lo que les falta de la forma más humilde que se pueda imaginar. Ernesto, hasta podrá confeccionar un bonito vestido para Celestina y un resultón traje de Papá Noel para él, con el que sorprenderá a todos los invitados (y a Celestina 😉 ). Por fin llega el momento en el que abren las puertas de su humilde casa para recibir a sus amigos que, sin lugar a dudas, disfrutarán de lo lindo de esta fantástica fiesta navideña que (aunque algún invitado arrogante no lo quiera reconocer) tiene todo lo necesario para ser una fiesta PERFECTA. Y, además, con un final perfecto: Ernesto, a la luz de las mágicas velas, cuenta un cuento a los pequeños, y después, con la magia de su violín, consigue hipnotizarlos a todos 🙂

Gabrielle Vincent (nombre artístico de Monique Martin, formado por los dos nombres de pila de sus abuelos), nacida en bélgica en 1928, es la autora de la clásica y conocida serie de cuentos de Ernesto y Celestina, ya publicada en español por Timun Mas en 1982 y que ahora reedita Kalandraka en español y catalán. Además de este, los otros 4 títulos que podemos encontrar son “Ernesto y Celestina han perdido a Simeón”, “Ernesto y Celestina músicos callejeros”, “Ernesto y Celestina van al fotógrafo” y “Ernesto y Celestina van de pícnic” (los dos últimos sólo en la edición de Timun Mas). También, con SM Literatura, tenemos “El gran libro con pop-ups de Ernest y Célestine”, un precioso cuento con maravillosos pop-up en cada página.

Os presento este clásico, un álbum muy especial que ha robado mi corazón. Este álbum es un auténtico amor y, si tenéis la oportunidad, no os lo podéis perder. Lo conocí hace cosa de un año gracias a una amiga y quedé prendada al instante, así que este año no podía faltar en nuestra pequeña muestra de libros navideños. Desprende pura ternura y, además, rebosa valores por todos los costados. Y lo más importante: tienes una lección magistral de sencillez, humildad y gratitud en cada una de sus páginas. Para mi, un descubrimiento maravilloso que demasiado he tardado en recomendar.

Se acerca la Navidad y Celestina desea organizar una fiesta para todos sus amigos. Aunque Ernesto no lo ve nada claro, debe cumplir con su promesa y ayudar a su querida amiga a preparar la fiesta. Son pobres, muy pobres, pero, a pesar de eso, no van a renunciar a ser felices y a disfrutar de la vida, su vida, maravillosa por sí misma. Estos dos personajes tan encantadores nos demostrarán que la felicidad no se compra, se vive, y todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad innata para vivirla.

Celestina, con su entusiasmo y sus ganas de disfrutar, hará uso de su ingenio y su imaginación y, a pesar de su condición económica desfavorable, ofrecerá, de la forma más generosa y altruista posible, una divertida fiesta navideña para sus amigos en la que no va a faltar árbol, guirnaldas, comida, adornos, regalos, cuentos y música, mucha música para poder cantar, bailar y gozar al máximo del momento.

Completamente alejados de la espiral consumista, Ernesto y Celestina obtendrán de la naturaleza y de su entorno (¡atención! nudo en la garganta ante cierta escena ilustrada) lo necesario para poder, con sus propias manos y mucha dedicación, confeccionar todos los elementos imprescindibles para una fiesta que acabará siendo, a pesar del desprecio inicial de algún invitado, una fiesta perfecta.

Una historia extremadamente sensible y removedora capaz de mostrarnos la cara pobre de nuestra sociedad desde la alegría de vivir, desde el entusiasmo por celebrar la Navidad, desde la gratitud por lo que la vida nos ofrece, y desde la máxima humildad, todo envuelto de amor e ilusión, los motores con batería infinita que llevan a estos dos protagonistas a festejar su celebración con la máxima alegría y emoción. Alegría y emoción que, al terminar, se transforman en enorme satisfacción y orgullo por haberlo logrado, emociones tan bien reflejadas en sus caritas gracias a mágicas ilustraciones de esta autora.

En estos días de consumismo desenfrenado hay que poder encontrar el momento para la reflexión. Y no me refiero sólo a hacer reflexionar a los pequeños, sino a detenernos los mayores a tomar conciencia de qué valores queremos transmitir a nuestros hijos y de qué manera queremos/podemos hacerlo. Desde mi posición completa e infinitamente afortunada, no puedo evitar pensar que, víctima sin duda de la sociedad en la que vivo, quizás no sepa trasladar con suficiente veracidad a mis hijos el valor real de las cosas y, mucho más importante, el valor real de la vida que, por sí misma, ya es un regalo que debemos apreciar y cuidar, independientemente de cuantos bienes tengamos a nuestro alrededor.

Tras esta reflexión, y segura de que voy a seguir siendo víctima (en mayor o menor grado) del consumo, espero no olvidar jamás ciertos valores y saber, poco a poco, transmitirlos a mis hijos, que son lo que más quiero en este mundo y que me gustaría que fueran felices apreciando y agradeciendo lo fundamental, lo que hemos recibido todos y que, vengamos de donde vengamos, para todos tiene el mismo valor: la vida.

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s