A partir de 5 años

La tarta de hadas

Texto de Michael Escoffier

Ilustraciones de Kris Di Giacomo

Editado por Editorial Kókinos

A partir de 5 años

“¿Papá? ¡Papá, tengo hambre! Papá, Papá, Papá, ¡Tengo hambre! ¡Tengo hambre! ¡Tengo hambre!   ¡Ya va! ¡Ya va! ¡Aquí está! ¡El señor está servido! Cuidado, que está muy caliente. Papá, ¿qué es esto? Es una deliciosa tarta de hadas, ¡Toda para ti!”

¿Sabéis eso que se dice de “ser preso de tus palabras”? Pues esta historia, rebosante de humor, nos hará reír sobre esta tan delicada cuestión.

El álbum más conocido y comentado de este tándem es, sin duda,“la vocecita”, pero os aseguro que este merecería, por lo menos, las mismas atenciones. 

Empezando por el texto, que refleja en un 100% de su contenido el diálogo entre un padre sapo y su hijo, y terminando por las fantabulosas ilustraciones, que nos muestran, de forma muy expresiva, únicamente lo indispensable de cada escena, haremos un recorrido divertidísimo por algo que, en mayor o menor medida, seguro que todos los adultos aquí presentes identificamos.

Evidentemente y por principios procuro no mentir nunca a mis hijos, peeeeero… debo reconocer que, por interés propio o ajeno, en alguna ocasión recurro a la tan popular “mentira piadosa” que, para ser sincera (no sé si será el mejor momento para defender mi sinceridad) suele esconder una bienintencionada manipulación que se alimenta de la bendita inocencia de la infancia, para quien la palabra de un adulto referente siempre alberga la máxima veracidad.

¿Pero qué pasa si esa “mentirijilla” se te va un poco de las manos? Que se lo cuenten a papá sapo…

De las dudas que asaltan al pequeño sobre las explicaciones de su padre para convencerlo surge una conversación a base de preguntas que llevan a papá sapo a justificar sus palabras con cada vez mentiras más inverosímiles, mentiras que terminan en la más gorda de todas, la que, y añadiendo unos gramos de chantaje, termina por ponerlo en un peligroso compromiso.

Inmersos en ese “momento comida” en el que toda madre y todo padre quisieran que su peque se lo comiera todo (y sin rechistar, a poder ser), papá sapo, dando poca validez a los gustos de su hijo, miente sobre los ingredientes de la tarta casera que ha elaborado para así hacerla más apetecible.

Pues lo que, a priori, podría parecer un argumento un tanto irritante, gracias al humor desplegado en el texto y las sublimes ilustraciones (¡ellas nos cuentan la verdad! Atención a los detalles…), termina por ser un álbum ocurrente y guasón que trata un tema creo bastante común de una forma muy ingeniosa.

Tenía ganas mil de reseñarlo. De verdad que me parece de lo más gracioso.

Muy, muy recomendable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s