A partir de 5 años

Tiempo de otoño

Texto e ilustraciones de Concha Pasamar

Editado por Bookolia

A partir de 5 años

“El tiempo es silencioso. Casi siempre avanza de puntillas, invisible, y entonces todos los días se parecen. Pero a veces le gusta dejarse ver, y hace guiños cambiando la luz de la mañana, tiñendo levemente el aire.”

Aunque este otoño está teniendo muy poco de otoño y realmente empiezo a impacientarme por recuperar la normalidad de mi estación favorita del año, tengo en casa esta maravillosa obra que es capaz de acercarme, página a página, a esa sensación cálida y apacible de las tardes lluviosas que todavía no he perdido la esperanza de ver llegar.

Con un texto dulce y poético, reflexiona sobre el pasar inexorable del tiempo y sobre cómo, sin apenas darnos cuenta, llega el momento en que el otoño se cuela poco a poco en el corazón de nuestros días con su luz, su olor y su color hasta envolvernos con su tan genuino encanto, que para mi en ocasiones es casi magia.

Un tiempo que, aunque es perfectamente cuantificable, no siempre dura lo mismo. Formado por segundos, minutos, horas, en esas tardes lluviosas el tiempo es perfecto para detenerlo y disfrutar en la calma del hogar de un buen libro, de una buena receta, de un buen chocolate caliente o de cualquier otra ocupación que quieras improvisar.

En este álbum se refleja al mismo tiempo mi yo niña, cuando el tiempo se espesaba y las tardes en casa se volvían algo tediosas, y mi yo actual, en que el planteamiento de este ideal de tarde me parece de lo más placentero que hay.

Un yo niña que también salía al bosque a recolectar frutos de otoño, que también se dormía en el coche en el viaje de vuelta tras una intensa jornada buscando y recolectando rovellones, y que también se dejaba hechizar (y lo sigo haciendo) mientras contemplaba asombrada la belleza cromática del cielo más otoñal.

Y a todo esto que acabo de contar le sumas el gozo de poder admirar, con ese ritmo lento que marca la mejor estación del año, las ilustraciones simplemente maravillosas de Concha Pasamar a través de la cuales te llega el olor de todo lo que en ellas transcurre. Son perfectas.

Que un libro pueda enmarcar de una forma tan bella y tan ajustada a mi sentir de otoño me emociona mucho. Este me ha erizado la piel

Y aunque, para ser franca y rompiendo un poco con esta atmósfera que se genera al tenerlo entre las manos, toda esa calma que siento en sus páginas no se hace presente (ni mucho menos) en todos mis días otoñales, sí la reconozco como propia y siento que siempre me espera para cuando llega su momento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s