A partir de 4 años

Peluquería Alegría

Texto de Rafa Ordóñez

Ilustraciones de José Fragoso

Editado por Bookolia

A partir de 4 años

.

“La peluquería Alegría es muy grande, muy limpia y muy alegre. Todos, todos, todos los que ponen su pelos en manos de Eduardo, el peluquero, salen muy contentos, pero cuando él los ve salir suspira y suspira.”

.

Eduardo regenta una peluquería de barrio en la que todo el mundo es bienvenido y donde ofrece un trato exquisito y personalizado a todos y cada uno de sus clientes. Entrar en esta peluquería es garantía de éxito, ya que Eduardo, entre suspiro y suspiro, pone todo su corazón en cada una de sus creaciones. Escuchando las diversas necesidades y exigencias de sus clientes, es capaz de hacerlos felices creando peinados completamente ajustados a ellas, demostrando que todos son únicos y especiales en cuanto se ponen en sus manos. TRIS TRAS, TRIS TRAS, es seguro que quien salga de esa peluquería lo hará con mucha alegría. ¿Pero que pasa con esos suspiros? ¿A qué se deben? La última clienta del día, la de la larga cabellera rosa, nos ayudará a descubrirlo. Un final sorprendente que en este caso prefiero no desvelar para que cada uno lo pueda descubrir y sentir a su manera. Sólo diré que es completamente maravilloso y produce reacciones hermosas en grandes y pequeños. 

peluquería alegría

Es la primera publicación de Rafa Ordóñez que tenemos en casa y tengo que confesar que me ha conquistado por completo. Entre muchos otros textos, también es autor de estos que ya conocía y que a partir de ahora deberé tener más en cuenta: “¿Cómo te como?”, “El esqueleto coqueto” y “El cumpleaños de la Mosca (y sus 3917 invitados)”, los tres de La Guarida Ediciones, “¡Ug”, de Ediciones Jaguar, “Chispeanditillejo”, también de Bookolia, “El pedo más grande del mundo”, de NubeOcho, y “El sol tiene frío”, de Amigos de Papel.

En cuanto al ilustrador de esta historia, José Fragoso, que me chifa, también pone sus pinceles en “El niño más travieso del mundo”, de  Canica Books (puedes leer mi reseña aquí), “Sigue la flecha”, de Ocho en punto Editorial, o “La princesa Sara no para”, de NubeOcho. Y decir también que es, además del ilustrador, autor de los textos de “Olivia diluvio”, de Fun Readers, “Mi voz”, “Incompleto” y “La increíblemente alucinante historia de Marcial, el niño normal”, las tres de Narval Editores, o “I will be patient”, de NubeOcho.

Este es un álbum que no podía faltar en mi casa. Abrazando muchos de mis recuerdos de infancia, la historia transcurre en una peluquería de barrio, de esas que dan un trato personalizado, ofrecen calidez humana y dedicación máxima a cada uno de sus clientes. De esas como la “Peluquería Consuelo”, la de mi madre, en la que yo he pasado taaaaaantas horas entre lavacabezas, toallas, tintes, secadores, peines y tijeras. 

Entonces, si algo me dejó claro mi madre era que, en cuanto la clienta (aplastante mayoría femenina) pisaba el suelo de la peluquería, lo más importante era ella, e igual de importantes son, sin duda, los clientes de la peluquería Alegría. Eduardo es un profesional cargado de empatía y dedicación y está dispuesto a ofrecer un trato personalizado y de confianza a todos aquél que se ponga en sus manos.

Este peluquero dará rienda suelta a su creatividad a ritmo del tris tras de sus tijeras y, tras escuchar problemas y preocupaciones (en algunas peluquerías solo faltaría un diván 😉 ), sabrá conectar con todo aquél que quiera confiar en su arte e intentará ajustarse al máximo a cada cliente para que se vaya, además de satisfecho con su peinado, con una gran sonrisa puesta.

Y es que las manos de Eduardo son capaces de afrontar cualquier reto y de crear auténticas maravillas (algo peludas, eso sí, jeje): desde un jardín repleto de flores para la jardinera, hasta la recreación de monumentos emblemáticos (me encanta el guiño a Tarragona 🙂 ) para la ministra, pasando por peinados de superhéroe o por las coletas y los flequillos “de siempre” para los más pequeños y exigentes clientes.

Pero… ¿qué pasa con Eduardo? ¿Por qué suspira y suspira cada vez que un cliente sale feliz de su peluquería? La última clienta del día (la del pelo ROSA) se dará cuenta de esa aflicción y se interesará por ella, dejando ante nosotros un final colmado de conexión, de amor y de sensibilidad que no puede dejar indiferente. Y es que ¡nadie es perfecto! Y quererse y aceptarse a uno mismo es fundamental.

Con un texto dinámico, fresco, con mucho ritmo y humor, y unas ilustraciones únicas que se ajustan a la perfección y que nos han arrancado ya varias sonrisas, estamos disfrutando mucho estos días con “Peluquería Alegría” que, entre pelos, pelos y más pelos (así recuerdo yo muchas tardes de cuando yo era pequeña) nos ofrece dosis de empatía, de generosidad, de creatividad, de diversidad y de autoestima de mucho valor, y todo ello, además, conducido con la exacta y justa diversión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s